Fiestas de Invierno Parte 1

Nocturnalia

Estamos en el último mes del calendario gregoriano y con él llegan una gran cantidad de
festividades. Probablemente la que más acapara la atención de los medios es Navidad.
Actualmente muchas personas que no son religiosas festejan esta fecha como un día para
estar con la familia, sin integrar el significado sagrado. Pero además existen otras celebraciones pertenecientes a diferentes culturas y tradiciones que también ocurren en estos días. No es de extrañarse, ya que el solsticio de invierno llega aproximadamente el 21 de diciembre en todo el hemisferio norte; aunque cada pueblo de la historia lo interpretó de forma distinta y creó una serie de costumbres diferentes alrededor de esto, en la mayoría de las culturas del mundo surgió alguna celebración importante en esta época del año.

Un buen ejemplo es Yule, la festividad celta que marca el comienzo del invierno. Si investigas un poco sobre esta fiesta, probablemente encuentres una gran cantidad de elementos que te resultarán familiares; esto se debe a que muchas de las usanzas de Navidad provienen en realidad de Yule y se transmitieron a la Navidad durante el proceso de cristianización de Europa. Algunas de ellas son el tronco de Yule, de donde proviene el actual árbol de Navidad, los renos, los colores (verde, rojo, blanco, dorado y plateado), las velas y las campanas, entre muchas otras cosas. Todo esto tiene un significado sagrado en la cultura celta. Yule señala el comienzo de una temporada de serenidad y calma, de reflexión y descanso, y muchos seguidores de las tradiciones paganas lo festejan aún hoy en día.

Imagen1_FiestasDeInvierno

Otra celebración de mucha relevancia es Hanukkah, fiesta judía también conocida como
Luminarias. Su duración total es de ocho días, comenzando en el día 25 del tercer mes del calendario hebreo (por ejemplo, este año cae cayó en 12 de diciembre). Seguramente la referencia inmediata que tienes es el menorá, un candelabro de nueve brazos que conmemora un milagro que, de acuerdo con la tradición judía, tuvo lugar en el siglo II a.C. La historia dice que después de que los judíos ganaron su independencia de los helenos, durante la purificación del Segundo Templo de Jerusalén, un candelabro duró encendido durante ocho días consecutivos, trayendo esperanza a todos los presentes. A lo largo de esta celebración se llevan a cabo una serie de costumbres y ritos, como oraciones y encender el menorá al atardecer, entre otros.

Imagen3_FiestasDeInvierno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s