La cuesta es hacia arriba, pero la vista es maravillosa… (Parte 1)

Ikal

Si, sí lo admito, fui fan de Hanna Montana y el título es parte de una de sus canciones frase durante la película jajajaja pero es que es inevitable pensar en cuestas y no pensar en esa canción, pido una disculpa de ante mano, pero en parte tiene razón, a todos nos cuesta ahorrar, pero ya una vez llegada a la meta, lo que gozamos cambiando ese dinero por algo que queríamos es maravilloso.

¿Por qué nos cuesta tanto ahorrar?

En efecto, como seguro estás pensando, no hay cultura del ahorro, no hay cultura financiera y no es porque no sepamos de su importancia, sino porque siempre tenemos algún gasto “urgente” para el que necesitamos destinar el dinero.

Pensemos un rato… ¿qué tan urgente es lo “urgente”? Sí, te invito a que pienses en esa
compra que tienes planeada y medites sobre qué tan necesario es ese bien para ti y
básicamente así con todas y cada una de las compras, en lo personal, todo gasto mayor a $300 lo pienso, antes de hacerlo, en realidad pienso todo lo que no sea despensa, la cual si o sí debo hacer.

Otra cosa importante por la que creo que nos cuesta ahorrar, es porque no tenemos una meta, ¿qué es lo clásico que nos dicen los papás? “ahorra para una casa”,“ahorra para un coche” y de ahí no pasa, así obvio vemos la meta como lo más lejano del mundo e inalcanzable, pero ¿qué pasaba cuando querías el álbum de estampas de tu caricatura favorita, o aquella figura de acción o muñeca? ahorrabas 3 domingos y sabias que ya lo ibas a tener, porque era una meta corta, así debemos ver el ahorro, en pequeñas metas… no para pequeñas cosas, sino pequeñas metas que nos lleven a una gran adquisición que nos convenga.

Bueno, ahora que podemos reconocer un poco más la importancia del ahorro y el cómo dar el primer paso, te preguntarás ¿qué tiene que ver esto con la cuesta de enero? Pues aquí tenemos de dos sopas, una es evitarla y otra salir bien librados de ella, la palabra ahorro es la base de ambas.

Evitarla

Hay mil y un formas de ahorrar, que si el banco, que si la tanda, pero admitámoslo, estas requieren algún esfuerzo de investigación por nuestra parte  y vuelvo a la idea de que no tendemos a darle la importancia que requiere al tema, así que sin entrar en conflicto hay 2 maneras muy sencillas de ahorrar, hablando en términos de un plan de ahorro, no de bajar gastos.


Esta es una breve introducción para la primera quincena del año, en el artículo de mañana hablaremos sobre dos métodos de ahorro que podemos aplicar sin tanto problema, así que, nos leemos mañana.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s